Saltar al contenido

Gardenias

La gardenia es un arbusto constante de hojas verdes muy llamativas y brillantes. Lo cual la hace una planta muy decorativa para el hogar. Ya que se puede sembrar en espacios abiertos en el exterior como en pequeñas macetas para estar dentro de la casa.

En la industria cosmética, la gardenia es empleada para elaborar perfumes. Así mismo aguas de colonia y cremas para las mujeres. Esto debido a su aroma particular y especial.

La gardenia cuando florece, brota de ella unos frutos pequeñitos que, al parecer, eran usados en la medicina china como anestésico y sedante. Las infusiones obtenidas, servían además para tratar dolores, fiebres, ansiedad, insomnio y nerviosismo.

La flor de la gardenia

Su flor es de color blanco y son muy delicadas. Sobre todo cuando se le hace cambio de lugar, posee un olor delicioso. Le gusta mucho el aire fresco y aunque en el exterior puede alcanzar hasta dos metros de altura, mientras que en el interior de casa no pasa más de los 60 centímetros.

Cultivo de gardenias (suelo, riego, poda, etc)

Si usted es amante de las gardenias, pero no posee un espacio amplio o de un jardín, no se preocupe. Las gardenias también pueden ser cultivadas en macetas, eso sí siempre que respete su esencia como una flor que tiene ciertas necesidades.

gardenia

Lo más importante al cultivar la gardenia en casa es que debe tener una buena temperatura y mucha luz. En este sentido, la temperatura debe oscilar entre los 16 y 26°C, debe tener una buena circulación de aire, pero sin exagerar las corrientes.

Cuando se cultive la gardenia en maceta, sería ideal colocar un plato con piedras, para que la maceta no toque el agua, y rellenarlo el plato con agua. La base de la maceta debe ser ligera, rica en materia orgánica y bien drenado. El suelo ácido es el mejor para el crecimiento de la gardenia.

Se debe regar ya cuando la parte superior de la tierra se haya secado.

Al menos cada dos o tres días dependiendo del clima. Debe estar pendiente de no exagerar con el agua, ya que las gardenias son muy sensibles a pudrirse por exceso de agua. Se debe evitar en la medida de lo posible mojar las hojas para evitar las enfermedades fúngicas.

Debe tomar en cuenta que máximo cada tres años, cuando finalice el invierno y esté iniciando la primavera, usted deberá trasplantar la gardenia a una maceta más grande, ya que irá pidiendo más espacio.

El éxito para poder tener una hermosa planta de gardenias es la temperatura donde la cultive y desde luego el nivel de ácido de la tierra. En cuanto a la fertilización, se puede utilizar abonos especiales para mantener la acidez de la tierra.

Luego que florezca la gardenia, es necesario podarla ligeramente para eliminar las ramas secas, las cuales impiden el circular del aire, así como para mantenerla en forma.

Características de las gardenias

Las gardenias son unas plantas maravillosas. La flor blanca que produce, además de hermosa y decorativa por ese imponente color blanco, es deliciosamente olorosa. Sus hojas suelen ser de un verde brillante oscuro que las convierte en unas de las más demandadas tanto en los jardines como dentro de las casas.

gardenia

Sin embargo, a veces se pueden confundir con otras plantas. Por lo que vamos a explicarle cuáles son las características de las gardenias según sus variedades para que le sea más fácil reconocerla cuando la vea.

Variedades de Gardenias

Vamos con la primera:

Gardenia jasminoides en flor

Esta especie es un arbusto o pequeño árbol perteneciente a la familia Rubiaceae. Crece de forma natural en Asia, donde es muy apreciada sobre todo en China.

Este pequeño arbusto llega a medir entre dos y ocho metros de altura cuando es de manera natural. Sin embargo, cuando es cultivado por el hombre, impresionantemente no supera el metro de altura. Sus hojas suelen ser de un brillante color verde oscuro y sus flores son solitarias. Y al final de la rama, tiene hermosos pétalos blancos puro. Particularmente en China, debido a su elegancia, muchos la consideran como símbolo de sutileza y belleza femenina.

Gardenia angusta

El género de la gardenia está compuesto por un centenar de especies. Aunque se conozca más ampliamente la especie de jasminoides. Otras de las especies de las gardenias son las Gardenia brighamii, Gardenia elata, Gardenia latifolia, Gardenia nitida o Gardenia thunbergia.

En el caso de la gardenia angusta, es tan noble que se puede tener bien sea en el jardín, el patio o en una terraza. perfectamente decorando todo el lugar, ella es capaz de soportar bien la poda y no requiere de mucho mantenimiento para verse bien.

Es importante que esta especie sea protegida de los inclementes rayos solares de manera directa. No puede ser afectadas por temperaturas muy bajas. Debe ser bien regada y desde luego ser cultivada en tierras ácidas.

Beneficios de las gardenias

Una de las tantas propiedades que usted puede conseguir en las gardenias, muy a parte de su belleza y su olor para decorar y perfumar su espacio preferido, son los beneficios que tiene para su salud y la de sus familiares. Pues es ampliamente conocido que por muchos años los científicos han estudiados sus propiedades para el bienestar del ser humano.

gardenias

Uno de los beneficios más utilizados, es que la gardenia es el mejor remedio para la tos y el resfriado. Además ayuda a curar enfermedades abdominales. Es ideal un té de gardenias si usted o algún miembro de su familia tiene diarrea. Y ni hablar de su uso para el alivio de las úlceras intestinales.

Adicionalmente, las gardenias le pueden servir como un instrumento espiritual. En este caso los pétalos de las gardenias son utilizados para los baños espirituales. O para saquitos y amuletos para atraer las buenas energías (según creencias).

Un hermoso detalle, que además conlleva buenas energías, es regalar unas gardenias en una pequeña maceta o un ramo de estas hermosas flores a una persona delicada de salud. Pues con ellas usted le está ofreciendo su deseo de que pronto se mejore.

Otro de los usos de las gardenias es en forma de incienso espiritual. Para esto, se le secan los pétalos a las flores y se queman como incienso curativo para invitar energía de curación a los enfermos pero sobre todo para invitar a que entre la paz ante la enfermedad.

Finalmente, las gardenias también son un buen acompañante en la cocina. Así como lo está leyendo. Si usted le quiere dar ese toque dulce y especial a su postre o helado, unos pétalos no le caerán nada mal. También las puede utilizar para ensaladas frescas, sopas y sándwiches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *