Saltar al contenido

Ecosistema

El bioma viene siendo la representación en su máxima expresión de toda la diversidad de ecosistemas existentes en la tierra. Tanto su conservación como mantenimiento es vital.

Concepto de Ecosistema

Es la serie de interrelaciones que ocurre en una comunidad de seres vivos. Es decir, las especies que la componen (factores bióticos)  y el ambiente donde estos se desenvuelven (factores abióticos como el agua y la luz) originan flujos de materia y energía, constituyendo así  un sistema integrado conocido en biología como Ecosistema.

Tipos de Ecosistema

ecosistema salvaje

La naturaleza tan inmensa de nuestro planeta, da lugar a la creación de hábitats llenos de vida y rodeados de flora y fauna con diversos climas en función a la zona. Entre las principales clases de ecosistemas del planeta están:

  • Ecosistema Marino
    • Ecosistemas de Agua Dulce
  • Ecosistema Terrestre
  • Ecosistema Desértico
  • Ecosistema Montañoso
  • Ecosistema Forestal (bosques templados y secos, selvas, etc.)
  • Ecosistema Artificial

Ecosistema Terrestre:

Este tipo de ecosistema en particular, tiene distintas características que a su vez influyen en el desarrollo de la vida animal y vegetal. Estas se pueden observar en toda la corteza terrestre y también fuera del agua como en valles, desiertos, montañas, bosques, polos, por lo que sus variaciones climáticas (temperatura, oxígeno…) permiten la existencia de innumerables especies de animales.

Los factores abióticos como el clima, el suelo, la humedad, la altitud y latitud, el relieve y la disponibilidad de agua y nutrientes, determinan la variedad de animales terrestres que se encuentran. Ahora bien, con respecto a los factores bióticos, encontraremos desde organismos unicelulares hasta una amplia diversidad de plantas y animales preparados para desenvolverse en este ambiente. Hallaremos también vertebrados, mamíferos, aves, reptiles y también invertebrados, herbívoros, carnívoros y omnívoros.

Ecosistema acuático:

Es uno de los ecosistemas más grandes del planeta. El 75% de los animales que existen son animales acuáticos, habitan bajo las aguas de mares, océanos, lagos, ríos y hoyos submarinos subterráneos. Por la salinidad de sus aguas y la temperatura, este ecosistema se divide en dos tipos:

  • De agua salada (mares, océanos y marismas)
  • De agua dulce (lagos y ríos).

Cabe destacar que ambos muy distintos, los de agua salada suelen ser más profundos y con gran variedad de especies de plantas y animales mientras que la vida en los ecosistemas de agua dulce depende del caudal y su regularidad. Estos sistemas cuentan con el elemento más valioso del planeta, el agua. Tanto en agua dulce como en agua salada, estaremos en presencia de gran variedad de flora que aportan vida a muchos micro ecosistemas.

Ecosistema marino:

Dentro del ecosistema acuático, el marino viene siendo uno de los más ricos y extensos; pues abarca arrecifes de coral, manglares, pastos marinos, marismas, estuarios, lagunas y zonas intermareales rocosas. Cada uno propicio para el nicho ecológico y hábitat de muchas especies. Estos ecosistemas se encuentras en infinidad de zonas geográficas del mundo.

En este hermoso ecosistema podemos encontrar vertebrados como mamíferos (ballenas, delfines, focas, etc.), reptiles (serpientes marinas, tortugas), aves (pelícanos, gaviotas, …) y peces (sardinas, anchoas, atún, …), e animales invertebrados (esponjas marinas, medusas, …).

Características de un Ecosistema

Los ecosistemas se hallan en diversas condiciones climáticas y geográficas, es decir, bajo temperaturas muy elevadas o extremadamente bajas, en zonas húmedas o áridas, bajo las aguas saladas o dulces con distintos niveles de salinidad y corrientes fluviales. Poseen distintas dimensiones que pueden ir desde lo más extenso del océano a lo más pequeño de la hoja de un árbol, propiciando su diversidad en distintas escalas.

Ahora bien, a pesar de su diversidad tienen muchas cosas en común:

  • Involucran muchos componentes lo que los hace bastante complejos.
  • Son incluyentes, es decir, todos los organismos que pertenezcan a una especie se encontrarán en un ambiente en conjunto; por ejemplo, la playa (vida animal y vegetal, clima, etc.)
  • Los ecosistemas pueden ser variables de acuerdo al cambio climático según las estaciones, lo que obliga a muchas especies a migrar a otras zonas.
  • Presentan siempre un constante movimiento de material.
  • También puede caracterizarse por ser multifuncionales al brindar alimentos y convertir desechos en componentes orgánicos e inorgánicos.

Componentes de un Ecosistema

ecosistema marino

Las diversas especies de una comunidad biológica, no sólo interactúan con ellas, sino con los factores físicos y químicos del ambiente. Lo que se conoce como elementos del ecosistema, por ejemplo, la salinidad del agua, la luz solar, o la concentración de nutrientes.

Factores Abióticos                              

Son aquellos que no poseen vida, como el agua, la luz del sol (permite la vida sobre la tierra), la temperatura (regula las funciones vitales de los organismos y modifica factores ambientales), el aire (interviene en el proceso de fotosíntesis y respiración) y sustancias inorgánicas.

Factores Bióticos

Son todos los organismos “vivos”, es decir, toda flora y fauna que se encuentra dentro de un ecosistema e interactúa en él. Todos preparados para comportarse y poder hacer vida y reproducirse en un determinado ambiente. Estos se encuentran organizados en poblaciones de una misma especie y comparten un hábitat dentro de un mismo ecosistema, además, pueden depender unos de otros o competir para su supervivencia.

Estos se clasifican a su vez en productores (producen su propio alimento), consumidores (se alimentan de otros – herbívoros, depredadores) y descomponedores (se nutren a partir de la materia en descomposición). Es preciso tener en cuenta que los elementos de un ecosistema se componen de distintos factores bióticos y abióticos según sean las características de cada uno.

En este caso, presentamos un ejemplo de los elementos del ecosistema o bioma acuático, a saber:

  • Elementos Bióticos: la temperatura, el agua, el espacio geográfico, el aire, el sol, el relieve, el grado de salinidad del agua, la presión y el clima.
  • Elementos Abióticos: son muy similares a los del ecosistema terrestre; intervienen vegetales como algas y plantas acuáticas, también los consumidores como zooplancton, moluscos, peces y descomponedores como bacterias y hongos.

Ejemplos de Ecosistemas

  • Ecosistemas polares – A pesar de encontrarse en temperaturas extremadamente bajas, estos ecosistemas poseen una vida marina rica en plancton, se presencian muchas especies de cuerpos peludos y con una densa capa de grasa.
  • Ecosistemas de arrecifes coralinos – Este ecosistema representa sin duda una inmensa vida marina que se resguarda en su enorme y hermosa estructura. Abundan moluscos, crustáceos e infinitas especies de peces pequeñitos, todos ellos se nutren de toda la materia orgánica que este ecosistema les brinda.
  • Ecosistemas de selvas tropicales húmedas – Son ecosistemas con una inmensa riqueza vegetal y animal (mamíferos, serpientes, anfibios, aves, depredadores, etc.). Se caracteriza por contar con una vegetación gigantesca y un suelo fértil y húmedo.

Importancia de los Ecosistemas

Todos los seres humanos y los organismos requieren de un hábitat para poder vivir y no existe otro más idóneo que nuestro planeta Tierra. La extinción de especies por parte de acciones indebidas de los seres humanos, conlleva a que tengamos cada vez más un ecosistema artificial que afecta a su vez la biodiversidad y los recursos naturales. Por lo tanto, el conseguir que las personas, valoren la importancia de la ecología y los ecosistemas nos permitirá contar con mejores condiciones en el planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *